Miel

  • Miel procedente de flores silvestres de zonas de media y alta  montaña, muy densa y de sabor muy fuerte  con toques amargos característicos del brezo.

    Ideal para realizar reducciones con vinagres o aliñar junto aceite de oliva.

    Envase de cristal de 500 g

  • Miel procedente de las flores de los castaños. Este tipo de flor le aporta un sabor muy intenso y un color oscuro característico.

    Combina muy bien con las carnes de caza y similares.

    Envase de cristal de 500 g

  • Miel relativamente suave que destaca por su sabor con un toque amaderado y su aroma balsámico. Es la miel aromática por excelencia.

    Ideal para tomar  con infusiones.

    Envase de cristal de 500 g

  • Miel procedente de una gran variedad de flores de Galicia. La presencia de la silva entre esta mezcla le aporta un dulzor característico y aromas frutales.

    Ideal  como edulcorante para infusiones, ya que aporta, además de dulzor, un sabor característico a miel sin adulterar el de la propia infusión.

    Envase de cristal de 500 g