El Oolong es un té semifermentado a medio camino entre un té verde y un té negro, su sabor es más parecido al té verde que al negro: no tiene el aroma dulce y rosáceo del té negro ni las fuertes notas herbales que caracterizan al té verde. Por lo que consideramos que es un té muy equilibrado y apreciado.

Suele cocerse de forma que quede fuerte, pero dejando un regusto dulce.

Té adelgazante y depurativo.