Té rojo con trozos de naranja y limón. Refrescante, cítrico.

Se puede tomar frío con mucho hielo o caliente, de las dos maneras está absolutamente delicioso.